Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

En la geografía de la población son fundamentales los análisis cuantitativos, para ello usamos tasas y tablas que analizan los datos brutos que obtenemos de los censos, padrones, encuestas, etc.

Tasas

Las tasas expresan las relaciones de un acontecimiento demográfico (matrimonios, nacimientos, defunciones, etc.) de un período y la población media durante ese mismo período.

Llamamos cohorte al conjunto de personas, o parejas, que han vivido un mismo acontecimiento demográfico. Una generación es una cohorte cuyo acontecimiento demográfico ha sido el nacimiento.

  • Tasa bruta de natalidad = (Nacimientos/Población) x 1000
  • Tasa de fecundidad = (Nacimientos/Mujeres entre 15 y 49 años) x 1000
  • Tasa de fecundidad legítima = (Nacimientos/Mujeres casadas) x 1000
  • Tasa de fecundidad específica = (Nacidos de mujeres de una edad/Mujeres de esa edad) x 1000
  • Tasa de fecundidad total = Suma de las tasas de fecundidad específica entre los 15 y 49 años
  • Tasa bruta de reproducción = (Niñas nacidas/ Mujeres entre 15 y 49 años) x 1000
  • Descendencia = Nacimientos de las mujeres de una edad
  • Descendencia alcanzada = Descendencia entre los 15 y una determinada edad
  • Descendencia final = Descendencia entre los 15 y los 49 años
  • Tasa bruta de mortalidad = (Defunciones/Población) x 1000
  • Tasa de mortalidad específica = (Defunciones de una edad/Población de esa edad) x 1000
  • Tasa de mortalidad infantil = (Defunciones de niños menores de un año/Nacidos vivos) x 1000
  • Esperanza de vida al nacimiento = Total de años vividos por la población/Nacidos vivos
  • Tasa bruta de nupcialidad = (Matrimonios/Población) x 1000
  • Densidad demográfica = Población/Superficie del país
  • Saldo migratorio = Crecimiento real – Crecimiento natural
  • Saldo migratorio = Inmigrantes – Emigrantes
  • Crecimiento real = Población actual – Población anterior
  • Crecimiento natural = Nacimientos – Defunciones
  • Sex ratio = (Hombres/Mujeres) x 100 (obtenemos el índice de masculinidad o feminidad)
  • Índice de juventud = (Población joven/Población total) x 100
  • Índice de vejez = (Población vieja/Población total) x 100
  • Índice de dependencia = (Población joven + Población vieja/Población adulta) x 100
  • Edad media = Efectivos de cada grupo de edad x Edad central de cada intervalo/ Población
  • Edad mediana = Población/2; A continuación se suman los efectivos de cada edad hasta alcanzar la cifra obtenida.

Tablas

La tabla nos da una visión de los acontecimientos relativos a una cohorte. Podemos hacer tablas de cualquier acontecimiento del que tengamos datos desgajados por edades, mortalidad, fecundidad, nupcialidad, etc. Las tablas pueden tener una representación gráfica. La tabla más importante es la de mortalidad, con la que se obtiene la esperanza de vida por edades, y la representación gráfica más conocida la pirámide de población.

Tabla de mortalidad

La tabla de mortalidad expresa las defunciones ocurridas en una generación, y por lo tanto la probabilidad de sobrevivir y en consecuencia la esperanza de vida. En rigor el cálculo de la esperanza de vida no es una tabla de mortalidad, pero se deduce de ella y suelen aparecer juntas.

Método abreviado

El método abreviado es adecuado para el caso en que tengamos a la población agrupada en tramos de edad, generalmente de cinco en cinco. No obstante, deberemos conocer siempre el número de nacidos en el año por lo que el primer tramo se divide en menores de un año (intervalo de un año) y el tramo entre uno y cuatro años (intervalo de cuatro años). Da como resultado una aproximación muy buena pero inferior al método completo, tengan en cuenta que al agrupar los datos en tramos de edad se pierden muchos decimales.

Los años vividos en el intervalo es igual al número de supervivientes menos al mitad de los fallecidos. Se considera sólo la mitad de los fallecidos porque no todos ellos han de morir al comienzo del intervalo, unos lo hacen al principio y otros al final, así que se admite que entre todos los fallecidos viven la mitad de los años.

  • Primera columna > Intervalo de edad (Número de años del intervalo E)
  • Segundo columna > Población real (Dato P)
  • Tercera columna > Fallecidos reales (Dato F)
  • Cuarta columna > Tasa de mortalidad específica (ME) > F/P*1000
  • Quinta columna > Probabilididad de defunción (PD)> ME*E/1000
  • Sexta columna > Número de supervivientes supuestos (SV) > Comenzando por 100.000 y luego SV-FS
  • Séptima columna > Fallecidos entre los supuestos (FS) > SV*PD
  • Octava columna > Años vividos en el intervalo (AV) > E*(SV-(FS/2))
  • Novena columna > Total de años vividos (TAV) > Suma del AV de este intervalo y los siguientes
  • Décima columna > Esperanza de vida (Ex) > TAV/SV

Método completo

Si el método abreviado es adecuado para el caso de que tengamos a la población agrupado en tramos de edad el método completo es adecuado para el caso que tengamos los datos año por año. Sus resultados son más exactos. Por supuesto podemos usar el mecanismo del método abreviado, con la única variación de que en todos los tramos de edad E será igual a 1, y como siempre se multiplica se puede obviar.

El método completo es más simple, no hace falta calcular el total de años vividos en el intervalo, puesto que los años vividos en el intervalo es el mismo que el número de supervivientes, el total de años vividos es la suma de los supervivientes mayores que la generación de referencia, así que la esperanza de vida es igual a la suma de los supervivientes de las generaciones mayores, más 0,5 para tener en cuenta los fallecidos durante el intervalo.

La probabilidad de defunción también se puede calcular dividiendo los fallecidos entre la población, sin multiplicarlo por mil como se hace para obtener la «Tasa de mortalidad específica» que se puede suprimir. Si los datos que tenemos son los de la «Tasa de mortalidad específica» se opera como se indica.

  • Primera columna > Edad (Dato E)
  • Segundo columna > Población real (Dato P)
  • Tercera columna > Fallecidos reales (Dato F)
  • Cuarta columna > Tasa de mortalidad específica (ME) > F/P*1000
  • Quinta columna > Probabilididad de defunción (PD)> ME/1000 o F/P
  • Sexta columna > Número de supervivientes supuestos (SV) > Comenzando por 100.000 y luego SV-FS
  • Séptima columna > Fallecidos entre los supuestos (FS) > SV*PD
  • Octava columna > Esperanza de vida (Ex) > 0,5+(Suma de los SV siguientes/SV de este intervalo)

Tablas y tasas rectificadas

Las tasas y las tablas nos dan una visión del estado de una acontecimiento demográfico para una determinada población, pero esas tasas y tablas no admiten comparación unas con otras porque los resultados dependen de la estructura de la población. Para comparar dos tasas o tablas es necesario aplicar el acontecimiento estudiado en una a la estructura de la otra, por ejemplo: si tenemos la tasa de fecundidad en España, y la queremos compararla con la de Alemania, consideraremos los nacimientos en España y la dividiremos entre las mujeres entre 15 y 45 años de Alemania.

  • Tasa de fecundidad rectificada = (Nacimientos en España/Mujeres entre 15 y 45 años en Alemania) x 1000

Esta tasa sí es comparable puesto que mantenemos el acontecimiento que queremos comparar y variamos la estructura de la que depende la tasa.

Histograma de frecuencias (Pirámide de población)

Un histograma es la representación gráfica de una distribución de frecuencias por medio de rectángulos, cuyas anchuras representan intervalos de la clasificación y cuyas alturas representan las correspondientes frecuencias. La pirámide de edades es un histograma doble en el que se representa en la derecha la población masculina y en la izquierda la población femenina. En el eje de abscisas se representa los efectivos de población, normalmente en porcentajes, y en el eje de ordenadas las edades. Como por regla general los efectivos más jóvenes son más numerosos que los viejos, ya que parte de la población muere, el aspecto general adopta una forma triangular o de pirámide. Pero esta es un forma ideal, la realidad modifica su forma, lo que se explica por motivos demográficos e históricos.

Comentario

La pirámide refleja en su forma la historia demográfica reciente de una población, ya que se hace para la población de un determinado año y muestra los acontecimientos de las generaciones vivas. Para analizar una pirámide debemos conocer el país al que pertenece y el año que representa, ya que en su explicación debemos tener en cuenta no sólo los acontecimientos demográficos, sino, también, los económicos, sociales, políticos, catastróficos, sanitarios, etc.

El comentario de una pirámide se puede comenzar tanto por la cima como por la base, aunque si se empieza por la cima se explican de manera más natural los sucesos de las generaciones anteriores.

Al comentar una pirámide debemos tratar de dar respuesta a los diversos entrantes y salientes que aparecen en ella. Los entrantes reflejan pérdidas de población extraordinaria (por guerras, epidemias, crisis de subsistencia, emigración) o falta de nacimientos. Normalmente las guerras y la emigración (en poblaciones numerosas) afectan más a la población masculina que a la femenina. Los salientes responden bien a una sobrenatalidad bien a la inmigración. La sobrenatalidad suele aparecer por una bonanza económica o el fin de una crisis de pérdida de población, pero también por una política natalista por parte del poder político. La sobrenatalidad aparece reflejada en las generaciones de menos de 15 mientras que la inmigración aparece reflejada en las generaciones mayores de 15 años y con algo más de peso en la población masculina.

En el modelo ideal cualquier pirámide en las generaciones inferiores tiene más largas las barras masculinas que la femeninas, y en las generaciones superiores son más largas las barras femeninas que las masculinas.

Si se comenta una pirámide sin el apoyo de las cifras reales de la que ha sido obtenida hay que tener en cuenta que, normalmente, para dibujarla se han redondeado, lo que hay que tener en cuenta y no empeñarse demasiado en pequeños detalles.

Tipos de pirámide

La pirámide, dependiendo de su forma, puede dar una visión general de la juventud, madurez o vejez de una población, y por lo tanto obtener consecuencias sociales de ello.

Según su perfil podemos distinguir tres tipos básicos de pirámides:

De población expansiva: con una base ancha y una rápida reducción a medida que ascendemos. Es propia de los países menos desarrolladas en plena transición demográfica con altas tasas de natalidad y mortalidad, y con un crecimiento natural alto.

De población regresiva: con una base más estrecha que el cuerpo central y un porcentaje de ancianos relativamente grande. Es propia de los países desarrollados que han terminado la transición demográfica, pero aún están presentes sus últimas generaciones. Se trata de una población envejecida con bajas tasas de natalidad y de mortalidad, y con un crecimiento natural reducido.

De población estacionaria: con una notable igualdad entre las generaciones jóvenes y adultas, y una reducción importante en las ancianas. El crecimiento natural es bajo. Este tipo de pirámide es propia de las poblaciones que no presentan cohortes de la transición demográfica. Pueden responder a países con tasas de natalidad y mortalidad altas, que aún no han comenzado la transición demográfica (sobre todo si se trata de poblaciones históricas) o a países que ya han terminado la transición demográfica y han desaparecido todas sus generaciones. Esto, a comienzos del siglo XXI, no ha sucedido en ninguna parte, aunque los países escandinavos las últimas generaciones de la transición demográfica están en la cima de la pirámide.

Anuncios