Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

Clima tropical, seco y húmedo se encuentra entre los 5º y los 20º de latitud (10º y 30º en Asia). Los centros de acción son: la ZCIT y las altas presiones subtropicales. Las masas de aire que le afectan son ecuatoriales, y tropicales marítimo y continental. Se caracteriza por tener dos estaciones muy marcadas: una seca y otra húmeda. La estación seca se da cuando el sol está bajo en el horizonte a mediodía y la húmeda cuando está alto. Las lluvias dependen de la posición de la ZCIT. En la clasificación Koeppen Aw y Cw.

Las zonas representativas de estos climas son: India, Indochina, el oeste de África, Suramérica en las regiones periféricas del Amazonas y Australia.

En cuanto a su biocenosis distinguiremos: el bosque tropical seco y la sabana.

El bosque tropical seco

Este bosque aparece en regiones en las que la estación húmeda es tan larga, o más, que la seca. Los suelos son tanto ferruginosos como ferralíticos. Es una región muy humanizada, por lo que frecuentemente el bosque está degradado.

Predominan las especies de hoja caduca, que la pierden durante la estación seca, y el sotobosque de xeromorfos. El estrato arborescente es muy denso, y está formado por árboles de tronco grueso y largo. El estrato herbáceo es muy pobre, sin embargo la actividad agrícola, y el uso de la roza y el fuego, ha aumentado su presencia. Encontramos leguminosas arborescentes, las malváceas y los baobabs.

El bosque tropical seco es muy similar al monzónico, y presenta características similares a las del bosque ecuatorial, debido a la gran abundancia de lluvias y a la estabilidad térmica. Aquí encontramos especies como la teca y el bambú, y un sotobosque lujuriante lleno de lianas. La fauna es, fundamentalmente, la misma que aparece en el país ecuatorial.

La sabana

La sabana se encuentra en las inmediaciones del bosque ecuatorial, en las regiones que ya tienen una estación seca, el ámbito del clima tropical seco y húmedo. Aún es discutido cuál es el origen de la sabana: si es una degradación natural del bosque ecuatorial o es labor del hombre. La duda persiste porque las grandes sabanas se encuentran en las regiones pobladas desde antiguo, mientras que en los países nuevos la sabana casi no existe.

En las sabanas predominan las gramíneas, y encontramos diseminados algunos árboles, que, además, presentan un xeromorfismo muy acentuado. En regiones más húmedas aparece un matorral, frecuentemente endémico, de baobabs, palmeras o eucalipto. Se trata de una vegetación xerófila y de acacias, balanites, azufaifos, y diversas suculentas, como el cacto. La evapotranspiración es muy intensa y las plantas tienen que protegerse. El carácter tropófilo de la vegetación está muy marcado. Durante la estación seca la sabana es regularmente incendiada para conseguir tierras de cultivo.

La fauna es muy variada. Este es el dominio de los grandes herbívoros y carnívoros: elefantes, hipopótamos, jirafas, cebras, gacelas, rinocerontes, búfalos, antílopes, leones, leopardos, tigres, lobos, chacales, hienas, buitres; e infinidad de aves, reptiles, batracios, insectos como la langosta, arácnidos, etc. Muchos de estos animales emigran durante la estación seca, en grandes manadas.

Los suelos suelen estar muy evolucionados, y a menudo son ferruginosos pudiendo, llegar a ser encostrados con distintos grados de lixiviación (que dependen del período de lluvias). Las épocas de sequía favorecen la evapotranspiración, salando los suelos.

Las sabanas tienen un dominio morfoclimático muy característico.

Anuncios