Etiquetas

, , , ,

Crecida del Ebro. Tudela. Navarra. by Miguel Ángel García, en Flickr

Los ríos tienen un cauce mayor esporádico, que aunque tiene un retorno de varios años, incluso alguna decena de años, siempre llega, y cuanto más aprovechado esté más destrozos produce.

Esta foto pertenece a las crecidas el Ebro de 27 de febrero del 2015. En ella se puede ver cómo el río se ha salido de madre inundando las huertas, explotaciones, carreteas y viviendas que habían ocupado el dominio del río en los años anteriores. Tiempos de retorno largos y obras de ingeniería para la contención de las inundaciones propician esta ocupación del lecho mayor esporádico.

La inundación de las riberas del río no se ha producido por rebosamiento del cauce, que se ve más o menos contenido, si no por filtraciones desde el subsuelo, que han elevado la cota del nivel freático por encima de la tierra.

Las inundaciones periódicas constituyen un problema cuanto más humanizado esté el entorno de los ríos, y requieren de una tecnología más sofisticada para solucionarlas, una sociedad más organizada y la existencia de seguros que palíen las pérdidas económicas puntuales.

Anuncios