Etiquetas

, , , , , , , , ,

By Thincat en Commons Wikimedia

El ser humano, al menos el género homo desde el australopiteco, apareció en el planeta hace unos cuatro millones de años, es decir en el Plioceno. Esto significa que el hombre a sobrevivido a todas las glaciaciones del Pleistoceno. El cromañón, nuestra especie, aparece en plena glaciación Wiurm.

Desde el final de la glaciación Wiurm las temperaturas se han ido calentando progresivamente, aunque con ciertos períodos algo más fríos. La etapa inicial tiene lugar, hace unos 13.000 años (Boelling Allerod), una etapa cálida, con temperatura de hasta 10 ºC más altas que en la actualidad en la península ibérica. No obstante, le sigue un período frío (Dryas reciente) hace uno 12.000 años. Le sigue un período cálido y húmedo llamado Boreal hace 10.000 años. A continuación tienen lugar una época fría llama Atlántica que comenzó hace unos 8.000 años. En esta época el Sáhara se convierte en el desierto que conocemos, y en el Mediterráneo se establece el clima actual. Parece que es la época en que se van definiendo los climas de la Tierra tal y como hoy los conocemos, por lo que se considera como el final definitivo de la glaciación Wiurm. Coincide con el Mesolítico y el descubrimiento de la agricultura, aunque es muy precipitado establecer una relación causa efecto. A partir de ahora todos periodos más fríos o más cálidos se mueven siempre entra las características generales del clima zonal, sin rebasar nunca los umbrales máximos ni mínimos, de manera que podamos hablar de un clima diferente. Comienzan entonces una serie de pulsaciones cálidas y frías que duran hasta el 700 a.C. Sin embargo estas pulsaciones sólo se conocen a través de los escritos clásicos, que hablan de crecimientos y decrecimientos de los glaciares alpinos. Los períodos fríos son más frecuentes entre el 2300 y el 250 a.C. Se atribuye las migraciones de los pueblos bárbaros de las estepas siberianas hasta el interior del Imperio romano a un recrudecimiento de las condiciones climáticas de la región.

Tras la caída del Imperio romano comienza una fase más cálida que se conoce, abusivamente, como el pequeño óptimo climático. Es la época de las expediciones vikingas, cuando llegan a Groenlandia y pueden explotarla agrícolamente. Este período duraría desde el año 700 al 1200 cuando comienza a enfriarse, otra vez, el clima. Este enfriamiento tuvo consecuencias catastróficas, ya que la agricultura del viñedo y el trigo se extendía más al norte que en la actualidad, y hubo de abandonarse, provocando hambrunas y la aparición de a peste negra. La pulga que la propaga necesita una humedad en torno al 90%. Esta situación se recrudeció entre 1300 y 1840. A este período se le conoce como la pequeña edad del hielo, que incluye el mínimo de Maunder. También durante este período frío se establece un ciclo agrícola estable que se rompe con el calentamiento posterior.

En la bibliografía consultada no hay consenso sobre qué período abarca la pequeña edad del hielo. Es tan habitual encontrarse con que se llama pequeña edad del hielo al período entre 1300 y 1840, que es todo el período frío, como encontrarse que se le llama sólo al mínimo de Maunder. Aquí consideramos que el mínimo de Maunder es la fase más fría del periodo, los años 1650 y 1750. Se estima que las temperaturas eran unos 0,5 grados menores que el promedio en los últimos tres siglos y los glaciares tuvieron una notable progresión. Walter Maunder, en 1894, realizó una paciente búsqueda de antiguos registros astronómicos que le permitieron confirmar la conclusión de que en esos años había habido un período de déficit de manchas solares.

Desde 1840 hasta la actualidad el clima comienza a calentarse, coincidiendo con el inicio de la industrialización. También en esta ocasión es muy aventurado establecer una relación causa efecto; y más inmediata. Además, el calentamiento no es lineal. Entre 1880 y 1950 se da un claro calentamiento, pero entre 1950 y 1970 se observa un notable enfriamiento. Desde esa fecha el calentamiento es continuado.

Anuncios